¿Cómo elegir un buen chaleco de pesca para kayak?

 

Nuestro principal consejo es que a la hora de elegir un buen chaleco de pesca, este te aporte seguridad, utilidad y comodidad. Estos son los tres rasgos más importantes a la hora de elegir un buen chaleco.

Entre los elementos de seguridad que debes llevar en el kayak de pesca, el chaleco salvavidas es fundamental. Es un elemento esencial para practicar la pesca en kayak, aunque te resulte algo incómodo de llevar, siempre lo tienes que llevar puesto. En el mercado tienes multitud de chalecos para elegir, pero los clasificamos en 3 grupos:

  • Chalecos salvavidas.
  • Chalecos de ayuda a la flotabilidad.
  • Chalecos salvavidas y de ayuda a la flotabilidad especiales.

Los pescadores desde kayak utilizan normalmente un chaleco de ayuda a la flotabilidad. Esteos chalecos solo te ayudaran a flotar en caso de vuelco, pero no te mantendrán las vías aéreas fuera del agua en caso de inconsciencia, con ellos podrás subir y bajar fácilmente de tu embarcación, palear y nadar cómodamente, gracias a su diseño ergonómico. Los chalecos destinados exclusivamente a la pesca podrían ser perfectamente del tipo especiales de ayuda a la flotabilidad.

En el caso de un chaleco salvavidas, como su nombre indica su principal misión es mantener en caso de inconsciencia del individuo las vías respiratorias fuera del agua, gracias a una mayor cantidad de espuma en la parte delantera y con un cuello más alto, facilitará que la persona gire sobre si misma quedando siempre en la posición de boca arriba. Las desventajas para la actividad radican principalmente en la incomodidad de llevar este tipo de chalecos al ser de espuma muy gruesa, son chalecos que no están destinados para moverse con ellos encima de un kayak, no te dejará palear cómodamente, ni nadar y en caso de caída será difícil subirse al kayak con uno de estos puesto.

Todos los chalecos salvavidas comercializados en Europa se deben ajustar a la norma en vigor y llevar la marca CE, que demuestra que se ha probado y autorizado. Las normas validan, como mínimo, la flotabilidad que se indica en Newtons (N), así como el giro y el mantenimiento sobre la espalda de una persona inconsciente (vías respiratorias liberadas). Estos chalecos salvavidas se han diseñado según la norma ISO 12402, clasificada en función de la flotabilidad:

  • 12402-4 para 100 N;
  • 12402-3 para 150 N;
  • 12402-2 para 275 N.

10 Newtons corresponden a 1,01 kg de fuerza de flotabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce respuesta *